9.4 C
Rawson
lunes, 17 junio, 2024

Para el creador de ChatGPT el teletrabajo «está acabado» y es el peor error de la industria tecnológica

La pandemia provocó el surgimiento de numerosos fenómenos en el mercado laboral. La expansión del teletrabajo, la Gran Renuncia, la renuncia silenciosa o los despidos silenciosos son algunos de los ejemplos de cómo el avance de la tecnología es capaz de modificar formas y hábitos laborales en un momento histórico determinado.

Sin embargo, muchas firmas han optado por reducir el teletrabajo a medida que se levantaban las restricciones para combatir el COVID. Algunas empresas, como Twitter, llegaron a eliminarlo. Ello ha suscitado un debate en torno al futuro del trabajo remoto, cuestión que fue tratada recientemente por Sam Altman, CEO de OpenAI, en una conferencia organizada por Stripe.

El director ejecutivo de la firma creadora de ChatGPT afirmó que el peor error de la industria tecnológica fue pensar que todo el mundo podía trabajar desde casa, «y que las startups no tenían que estar juntas», según recogió Business Today. Altman señaló que la creencia en que no habría un pérdida de creatividad llevó a las firmas a realizar un experimento sobre el teletrabajo que, actualmente, «está acabado».

Adicionalmente, el CEO de OpenAI señaló que, actualmente, el nivel tecnológico «no es lo suficientemente bueno» como para que los asalariados trabajen en un régimen completo de teletrabajo, especialmente en los casos de las empresas emergentes. Esta opinión de Altman sobre el trabajo en casa, por otro lado, es la misma desde hace unos años: en octubre de 2020, el multimillonario señaló en Twitter que los trabajos más duros y creativos requerían de colaboración presencial.

Las consecuencias del teletrabajo

Por otro lado, en enero de este año volvió a afirmar que algunas empresas estaban sufriendo ahora los efectos negativos del teletrabajo, aunque reconoció que, para ciertas firmas, el trabajo a distancia puede funcionar. Eso sí, Altman insistió en la idea de que el teletrabajo no fomenta el trabajo duro, un planteamiento estrechamente ligado a la paranoia de la productividad, concepto acuñado por Microsoft que designa el temor infundado de ciertos empresarios a que los profesionales no sean productivos trabajando en casa cuando, de hecho, son más productivos operando así que en la oficina.

Sin embargo, Altman reconoció en el coloquio de Stripe que hay empleados de OpenAI trabajando en sus casas. Según recoge Business Today, el empresario afirmó que «parte de nuestra mejor gente está teletrabajando, y continuaremos apoyando esta política». Así, Altman reconoció el potencial del teletrabajo, utilizado por su empresa para atraer y retener profesionales altamente cualificados, ofreciéndoles, en algunos casos, salarios por debajo de los establecidos en EE.UU y Europa.

Altman insiste en la idea de que el teletrabajo no fomenta el trabajo duro

Esta idea de que la presencialidad fomenta el trabajo creativo no es exclusiva de Altman. Bob Iger, CEO de Disney -cuyos empleados acuden a la oficina al menos cuatro días a la semana- señaló en enero en un mensaje enviado a los trabajadores que «en un negocio creativo como el nuestro, nada puede reemplazar la habilidad de conectar, observar y crear con colegas al estar físicamente juntos.

Por su parte, Andy Jassy, CEO de Amazon, afirmó en el mensaje que informaba a la plantilla de la vuelta a la oficina, al menos tres días a la semana, que existe algo «en estar cara a cara con los demás, mirarles a los ojos y ver que estar completamente inmersos en lo que sea que estéis discutiendo y que une a la gente». 

Sin embargo, hay empresas que han hecho la apuesta contraria y han reforzado el teletrabajo con el objetivo de ganar competitividad. Atlassian, gran empresa de software, decidió incorporar el teletrabajo en su estructura organizativa y creó el programa ‘Team Anyware’, el cual otorga mayor flexibilidad a sus teletrabajadores en términos de horario y lugar.

Por su parte, Rent a Recruiter, pyme irlandesa, decidió combinar el año pasado la semana de cuatro días con el teletrabajo con el objetivo de aumentar su competitividad en el mercado. Los resultados fueron muy positivos: incremento de la contratación y disminución de la rotación de plantilla.

En suma, aunque algunos importantes directores ejecutivos muestren su inclinación por el modelo presencial, muy pocos han eliminado completamente el teletrabajo como hizo Elon Musk en Twitter. La mayoría ha optado por combinar el trabajo a distancia con un aumento de la presencialidad, dando lugar a un modelo híbrido que permite a las firmas retener a trabajadores que no aceptarían acudir todos los días a la oficina a trabajar y, paralelamente, persuadir a los profesionales más cualificados que buscan flexibilidad en tiempo y lugar a la hora de trabajar.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas