8.8 C
Rawson
lunes, 17 junio, 2024

Brasil se consolida como líder de la región: ¿en qué posición queda Argentina?

Argentina es hoy por hoy el país presidente pro-témpore del Mercosur (primer semestre de 2023). Desde el inicio de su presidencia, el país declaró dos objetivos fundamentales para el ejercicio de su mandato: profundizar el diálogo entre los socios y fortalecer el proceso de integración regional. Ahora bien, lo que sucede es que los objetivos planteados disiden rotundamente con la situación que enfrenta el Mercosur desde el 2020, en la cual se han priorizado las iniciativas unilaterales (políticas y económicas) que han cuestionado la continuidad del acuerdo.

Sumado a lo anterior, la crisis económica interna que enfrenta la Argentina producto del agotamiento de las reservas, la alta inflación y una fuerte sequía, irrumpió abruptamente la capacidad comercial del país. Ergo, estas y otras urgencias macroeconómicas de cortísimo plazo están limitando las posibilidades de negociación y posicionamiento internacional del país.

En contraste Brasil, con pronósticos de estabilidad económica y bajo crecimiento, se erige como el líder de la región ¿Cuáles serán las consecuencias regionales de esta distribución de poder?

Situación interna del Mercosur

El comercio intra-Mercosur ha perdido relevancia durante la última década, y actualmente representa sólo el 11% del comercio total de los países miembros con el mundo. Esta tendencia a la baja se ha acentuado con la pandemia. El comercio entre los países del bloque se encuentra en una situación frágil, el nivel del mismo se encuentra en uno de los más bajos en términos históricos.

El motivo de esta disminución en el comercio entre los socios es la falta iniciativas en conjunto para el bloque; por lo que los países miembros han decidido avanzar por vías unilaterales. Además, de acuerdo a lo expresado por FIEL en su reciente informe N0652, China se ha convertido en un proveedor principal de productos industriales en la región.

Comercio Intra Mercosur (4 socios) en porcentaje (%) del Comercio Total de los socios

Fuente: UNCTAD y FIEL

Para comprender el fenómeno del comercio intra-bloque, es importante analizar la dependencia de cada país miembro de sus pares regionales. En el año pasado, Brasil fue el país menos dependiente del Mercosur, solamente el 6% de sus exportaciones e importaciones se dirigieron hacia el bloque. Por otro lado, Paraguay, al ser la economía más pequeña y menos desarrollada del acuerdo, envió el 76,7% de sus exportaciones al Mercosur y recibió el 45,5% de sus importaciones de los países miembros. Uruguay registró un saldo comercial negativo con el bloque, exportando el 27,4% e importando el 46,7% de su total comercial con el Mercosur. En el caso de Argentina, el país tuvo un saldo comercial levemente negativo, enviando el 17,6% de sus exportaciones e importando el 24,3% del total de sus importaciones del Mercosur.

¿Argentina tiene chances de ser el líder?

Para evaluar las posibilidades de Argentina de convertirse en líder regional, es crucial observar su balance comercial. Durante el primer cuatrimestre de este año, las exportaciones del país cayeron un 21,3% en comparación con el mismo período del año anterior, y las importaciones se redujeron en un 6,4%. La balanza comercial arrojó un saldo negativo de u$s1.469 millones (INDEC). Sumado a lo anterior, en 2022 la Argentina representó el 0,4% de las exportaciones mundiales y un 0,3% de las importaciones mundiales.

Estos datos muestran que Argentina se encuentra sumida en una preocupante situación comercial que la ha llevado a cerrarse al intercambio en términos absolutos. No es coincidencia que este lamentable escenario sea el resultado directo de las asfixiantes restricciones monetarias y del enigmático desdoblamiento cambiario, entre otros factores que han colaborado en esta triste realidad. A pesar de que los precios de las exportaciones más relevantes de la región mermaron, y el valor de las importaciones ha experimentado un incremento, esto no justifica ni por asomo la caída impactante en los niveles de comercio que Argentina ha experimentado.

Contrariamente, durante el primer trimestre del año, Brasil tuvo un buen desempeño comercial. El país incrementó interanualmente sus exportaciones en un 4,8% y sus importaciones en un 0,3%. También, las exportaciones del país representaron el 1,3% de las exportaciones mundiales y las importaciones representaron el 1% de las importaciones mundiales en el 2022. Claro está que el país es el líder comercial de la región y Argentina se encuentra lejos de alcanzarlo.

¿Qué explica el fenomenal ascenso de Brasil?

El sólido desempeño comercial reciente se debe a dos factores cruciales: el principal de ellos es la fuerte demanda de productos brasileños por parte de China, seguido de la depreciación del real brasileño en los últimos 3 años.

iProfesional dialogó con el economista y consultor Héctor Rubini, para comprender el liderazgo regional de Brasil en el tiempo. Rubini explica que Brasil es indiscutiblemente el líder de la región por una cuestión de tamaño fundamentalmente. «Por lo menos en tamaño de habitantes, Brasil es cuatro veces Argentina. El tamaño del producto bruto es prácticamente el triple del argentino y no hay manera de cambiar esto. Es inevitable el predominio brasileño».

Brasil, con pronósticos de estabilidad económica, se erige como el líder de la región

Brasil, con pronósticos de estabilidad económica, se erige como el líder de la región

Analizando el futuro, Rubini plantea que es imposible que Argentina se consolide como líder comercial de la región: «Salvo que ocurra una guerra o una catástrofe específica en Brasil, en las condiciones actuales Argentina no puede alcanzar a Brasil por lo menos dentro de los próximos 200/300 años». Además, el consultor explica que no es sólo el tamaño lo que imposibilita que Argentina sea líder en la región sino también es su historia. En palabras de él, «la Argentina históricamente ha sido un país con una dirigencia política que no cumple con sus deudas, tampoco con sus compromisos comerciales y tiene un alineamiento internacional oscilante. Por estas condiciones inherentes, es imposible que lidere el comercio de la región».

¿Qué se propone Brasil como líder de la región?

De acuerdo al último informe de FIEL, «Brasil ha retomado iniciativas de integración regional reflotando la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)… Fomentando el acercamiento entre el Mercosur y la Comunidad Andina (CAN) y reingresando a la Comisión de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC)».

Según lo expresado por la fundación, Brasil estaría principalmente buscando avanzar en el acuerdo Mercosur-Unión Europea. De todos modos, las iniciativas que planteadas fueron puramente en el plano político y a la fecha, este líder regional no ha iniciado negociaciones contundentes en el plano económico. Además, no hay que olvidarse de mencionar que el posicionamiento internacional de este país no es el más apropiado para el contexto actual (guerra Rusia-Ucrania) ya que es miembro de los BRICS.

Entonces, Brasil actualmente está jugando un rol activo en la región al estar interesado en incorporar acuerdos comerciales para la región. Es posible que Argentina se beneficie de este puje comercial propuesto, aunque hasta hoy, no existen pruebas suficientes para concluir si realmente Brasil va a obrar en pos de la región en lo que refiere al comercio internacional.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas