8.8 C
Rawson
lunes, 17 junio, 2024

Para la fiscalía, la muerte de Barría fue un accidente

El Ministerio Público Fiscal emitió un comunicado sobre la muerte del motociclista Diego Barría, ocurrida en febrero último en la zona de Rocas Colorados. Afirmó no haber encontrado rastros de terceros.

Para la fiscalía, la muerte de Barría fue un accidente Diego Alejandro Barría (32) desapareció en la zona de Rocas Coloradas, entre la noche del sábado 18 de febrero y la madrugada del domingo 19. Habría sufrido un accidente con su cuatriciclo mientras se dirigía a un campamento donde lo esperaban amigos. La hipótesis más firme da cuenta de que luego lo arrastró el mar.

En principio se denunció su desaparición y mientras lo buscaban, dos pescadores hallaron un antebrazo adentro de un tiburón que habían pescado. Poco después, la investigación oficial concluiría que antes de terminar en el mar, Barría había sufrido un accidente con su cuatriciclo.

De todos modos, se abrió la investigación para establecer fehacientemente qué pasó antes de que terminara en el mar. La causa judicial fue caratulada como «Averiguación de paradero» porque «sólo apareció esa parte del cuerpo», como reportaron los dos pescadores que capturaron al tiburón.

En todo momento, la hipótesis más firme era la de que Barría sufrió un accidente a bordo de su cuatriciclo y que su cuerpo terminó en el mar. No obstante, quedó latiendo la posibilidad de que alguien más hubiera participado de ese episodio.

La muerte de Barría se habría producido en la zona de Rocas Coloradas, donde la Policía encontró su casco y cuatriciclo en mal estado poco después de que su familia denunciara su desaparición. Este jueves, el Ministerio Público Fiscal emitió un comunicado para hacer saber a la comunidad los avances en la investigación encarada para esclarecer las circunstancias de la desaparición de Barría.

“La pericia accidentológica descartó la intervención de terceros; el Cuerpo Interdisciplinario Forense concluyó que las lesiones en los restos encontrados eran compatibles con una mordedura y las pericias genéticas que se practicaron no encontraron material apto para cotejo. Asimismo se relevaron decenas de testimonios y se requirieron diversos informes y pesquisas, además de las enumeradas. A la fecha, no surgieron indicios de participación criminal en el hecho; no obstante las averiguaciones continúan. Se ruega encarecidamente respetar la labor de esta fiscalía y la intimidad de los familiares”, señala el documento oficial.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas