3.5 C
Rawson
martes, 25 junio, 2024

La educación y los (otros) dólares que podrían llegar

01/05/2023 19:31

  • Clarín.com
  • Sociedad

Actualizado al 01/05/2023 19:31

Siete mil ochocientos millones de dólares exporta la Argentina hoy en servicios vinculados a la economía del conocimiento. Es un amplio sector que incluye desde desarrollo de aplicaciones hasta biotecnología, producción audiovisual, nanotecnología, entre tantos otros proyectos en los cuales el valor agregado lo aporta el conocimiento.

Es el tercer sector en exportaciones del país, indican desde esas industrias. Y si se mira bien, una posible llave para destrabar el problema de las reservas que alimenta a la inflación.

Polonia (un país similar en población y PBI) exporta hoy en esos servicios US$ 32.000 millones.

¿Cómo lograr los US$ 24.200 millones que están potencialmente al alcance, dado que son exportaciones virtuales y no se requiere de barcos, aduanas físicas o costosos sistemas de transporte?

Seguramente habrá mucho por hacer desde la regulación y las alianzas, pero quizás el principal cuello de botella esté en otro lado: en la materia prima de todo proyecto vinculado al conocimiento: la educación, la generación del talento que nutre y da sentido a esos emprendimientos.

Las empresas del sector, agrupadas en Argencon, se reunieron este fin de semana en Mendoza y pusieron el acento especialmente en este déficit. Según expresaron los distintos oradores, no se trata solo de impulsar a más jóvenes a que sigan carreras tecnológicas y manejen un nivel óptimo de inglés.

jornada “Desarrollando Talentos Locales para impulsar el futuro” organizada por Argencon en Mendoza.

Es necesario, pero no suficiente. Desde la visión de los expertos, el país difícilmente pueda aprovechar el potencial que ofrece la economía del conocimiento si no mejora todo el sistema educativo, cuyos resultados de aprendizaje en las pruebas internacionales vienen alarmando desde hace años.

Por eso invitaron al encuentro a ministros de educación provinciales, como José Thomas de Mendoza, Walter Grahovac de Córdoba y Martín Müller de Entre Ríos, quienes se refirieron a la preocupación por el bajo desempeño en la alfabetización inicial. El 46% de los alumnos de 3° grado no alcanza el nivel mínimo de lectura en el país. Y también a la necesidad de reforzar la formación de los docentes.

Cuando se habla de crisis de la educación, el debate suele centrarse en las oportunidades que pierde cada una de las personas. Hay otra forma de mirarlo: el bajo nivel educativo de sus estudiantes también puede hacer perder al país chances para el desarrollo y el despegue económico.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas