8.7 C
Rawson
sábado, 22 junio, 2024

Iban en una moto robada, chocaron con un auto y murió una bebé de un año

Enzo Sotelo, uno de los detenidos del caso
El lunes por la noche, la esquina de Jacobo Watt e Hilario de Almeira, en la localidad bonaerense de Isidro Casanova se convirtió en el escenario de una tragedia propia de la inseguridad. Una moto Rousser 250, que circulaba a gran velocidad, impactó de lleno con un Renault Megane que viajaba respetando la velocidad máxima. Los ocupantes de la moto quedaron desparramados en el suelo y con distintas heridas, pero la peor parte se la llevó la familia que viajaba en el auto.

Dentro del vehículo estaba Aitana, una bebé de sólo un año, que no resistió los golpes y murió casi en el acto.

Minutos después del hecho, y a raíz de un llamado al 911 de los vecinos, la Policía Bonaerense llegó al lugar y descubrió que la moto que había causado el choque era robada. Puntualmente, tenía un pedido de captura de la comisaría vecinal 8ª de CABA del 30 de abril. Ambos ocupantes quedaron detenidos acusados de encubrimiento, por circular con una moto robada, y de homicidio y lesiones culposas por el choque.

El expediente quedó a cargo del fiscal Claudio Fornaro de la UFI N°1 de La Matanza, que ordenó los peritajes en el lugar y ordenó las detenciones de los conductores de la moto. Fueron identificados como Enzo Sotelo y Ángel Colche. Ambos tiene 22 años y domicilio en el barrio San Alberto, que queda a pocas cuadras de donde se produjo la muerte de la nena.

La moto y el auto involucrados
“Estamos tratando de dilucidar si las personas que manejaban la moto y causaron el choque están relacionadas con el robo de la moto o si la adquirieron después. Todavía no lo podemos saber. Más que nada porque en la causa del robo, en Ciudad, no tiene responsables. Se trata de un robo a mano armada, aunque sin sospechosos identificados”, explica una fuente de la investigación.

Sin embargo, hay otra sospecha sobre los ocupantes de la moto: la familia de la víctima sostiene que estaban en medio de un raid delictivo. Sin embargo, el doctor Fornaro no tiene aún elementos para sostener esa hipótesis. “No estaban en persecución con la policía. Además, realizamos una consulta en la zona para saber si hubo denuncias de esa noche y no existen. Al menos que se hayan reportado, no hubo asaltos en la cercanía”, explican desde la investigación.

Infobae pudo hablar con Milagros, la hermana mayor de Aitana, que especificó sobre ese punto: “Pudimos hablar con una persona muy cercana nuestra y que los conoce que nos dijo que venían de robar. Estaban haciendo eso. Por esa razón es que andaban tan rápido, porque estaban escapando de un robo y tuvimos la mala suerte de que se encontraron con nosotros. Mi papá y mi mamá están bien de salud pero devastados anímicamente”.

El hospital Paroissien, donde todavía están internados los padres de Aitana
Queremos justicia. Estos tipos hicieron lo que quisieron. Andaban con una moto robada, estaban robando en ese momento, venían a toda velocidad. Tuvieron la oportunidad de vivir la vida como quisieron y le sacaron a mi hermanita la chance de que ella haga lo mismo. No la dejaron vivir. No pueden salir más. Igualmente, ya ni nos importa si total Aitu no va a volver”, completó la hermana, con la voz entrecortada.

Por otra parte, para los investigadores, la bebé no viajaba con las normas de seguridad adecuadas. Es decir, lo hacía sin un asiento especial y sin el cinturón de seguridad colocado, lo que provocó, según se sospecha, que Aitana salga despedida del Megane.

En cuanto a cámaras de seguridad, existen, al menos, dos filmaciones donde se observa el hecho, aunque con muy mala calidad de imagen. “Se ve claro que venían a gran velocidad los de la moto”, contó a este medio un policía afectado a la investigación.

Sotelo y Colche siguen su recuperación de los golpes que recibieron por la caída luego del impacto. Una vez que se recuperen, serán llevados a la fiscalía para ser indagados.

Fuente Infobae

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas