8.7 C
Rawson
sábado, 22 junio, 2024

Calor récord y la llegada de El Niño: cómo impactará el fenómeno climático global en la Argentina

«No, El Niño aún no se declaró oficialmente, pero hay que estar preparados».

La frase, que encabeza el informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), advierte lo que está por suceder en Argentina con la llegada, una vez más y después de siete años, de este fenómeno climático tan determinante.

La probabilidad de El Niño en Argentina es del 94%. Estamos en una transición a esa fase. Pero va a llegar. ¿Qué significa?

«En términos de probabilidad, hay mas chances de que sigamos en un patrón mas cálido. En todo el centro y Norte argentino. Y esto sí, en parte, está asociado a El Niño. Los otoños e inviernos suelen ser más cálidos (cuando se da El Niño)», explica a Clarín José Luis Stella, meteorólogo del SMN.

El fenómeno de El Niño puede provocar temperaturas más altas y lluvias. Foto: Luciano Thieberger

El fenómeno de El Niño puede provocar temperaturas más altas y lluvias. Foto: Luciano Thieberger
Este fenómeno natural consiste en la fluctuación de las temperaturas del océano en la parte central y oriental del Océano Pacífico ecuatorial y se asocia a cambios en la atmósfera. La temperatura del agua del mar en el océano Pacífico ecuatorial presenta valores superiores a los normales en la mayor parte de la región.

De ahí su influencia en las condiciones climáticas en la Argentina. Con lluvias, tormentas, inundaciones y hasta brotes de enfermedades como leptospirosis.

A nivel planetario, este fenómeno contribuye a un aumento de temperatura, algo que se suma al calentamiento global generado por la actividad humana. Entonces, sube en gran medida la probabilidad de romper récords de temperatura y desencadenar un calor más extremo en muchas partes del mundo y en el océano.

Esto ocurrió esta semana. La temperatura media global del martes trepó a 17,01 grados, por encima de los 16,81 del último 26 de junio, la marca más alta del año hasta ahora. Pero, sobre todo, superior al pico histórico anterior: los 16,92 grados que se registraron el 14 de agosto de 2016 y que se repitieron el 24 de julio de 2022.

¿Más calor?

«No es recomendable, en previsiones estacionales, pronosticar cuánto más cálido será el trimestre. Desde el SMN pronosticamos la probabilidad. Cuán extremo pueda ser o no es muy difícil», detalla Stella.

Pero «sí como referencia y no como pronóstico», aclara, se puede decir cuál es la temperatura promedio en julio, agosto y septiembre, por ejemplo, en Buenos Aires, y cuán más cálida puede ser por El Niño.

«La temperatura promedio es de 13° en ese trimestre. Y, en casos de El Niño, el promedio fue de 13.3°C. Son 3 décimas más que lo normal».

El organismo había informado en su pronóstico trimestral que «no se descarta que hacia parte del centro y noreste del país la amplitud térmica pueda ser superior a la normal, con una mayor frecuencia de temperaturas máximas más altas que lo normal y temperaturas mínimas más bajas que lo normal«.

Podría registrarse más calor entre julio y septiembre desde el centro hacia el norte del país, especialmente en Chaco. En cambio, en Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego se experimentarían temperaturas más bajas que el promedio en esos meses.

​​En cuando a lluvias, hasta septiembre se producirían precipitaciones por encima de lo normal en el oeste de la Patagonia y niveles acumulados normales o superiores a lo normal en el norte del Litoral, el este de la provincia de Buenos Aires, el sur de Cuyo y el este de Patagonia.

Podrían aumentar los niveles de lluvias hasta septiembre en la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco, Santiago del Estero y Córdoba y Formosa. También en el Oeste del país y en provincias de la Patagonia.

Tendrían un régimen habitual sobre la región norte, el sur del Litoral, el oeste de Buenos Aires, La Pampa y el sur de Patagonia. Sin embargo, en la provincia de Córdoba y el oeste de Santa Fe, se prevén volúmenes normales e inferiores a lo normal.

Por otra parte, para el noroeste argentino (NOA) y el norte de Cuyo, que durante esos tres meses atraviesan su estación seca, el SMN no hizo pronósticos «dado que en el período las lluvias son muy escasas».

En el NOA, la zona norte del Litoral, Córdoba y Santa Fe, en tanto, se esperan registros por arriba de lo normal. Mientras que se anticipan valores habituales o inferiores a la normal en el sur de la Patagonia.

El Niño ocurre cada dos a siete años, y los episodios suelen durar de 9 a 12 meses. Hay que recordar qu desde finales de 2019, las condiciones climáticas estuvieron asociadas al fenómeno de La Niña.

¿Cuándo podrá decirse oficialmente que El Niño está entre nosotros? En este segundo semestre de 2023 el ENOS (que significa El Niño-Oscilación del Sur, es decir, en esta parte del mapa) ya estaría completamente desarrollado y su intensidad podría ser moderada.

En nuestro país, las primaveras y veranos bajo su influencia suelen aumentar la frecuencia y la intensidad de las precipitaciones en gran parte del centro y norte argentino. Esto se traduce en una temporada donde se incrementa la probabilidad de tener inundaciones, crecidas de ríos, tormentas intensas y deslizamientos de tierra, entre otras consecuencias.

SC

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas