8.7 C
Rawson
sábado, 22 junio, 2024

La CGT, durísima contra Milei, Espert y Bullrich: sus planes de gobierno son «provocadores y retrógrados»

La Confederación General del Trabajo (CGT) calificó de «provocadores y retrógrados» los planes de gobierno dados a conocer por Javier Milei, Patricia Bullrich y José Luis Espert, al tiempo que expresó su «absoluto rechazo a las propuestas electorales y políticas que ponen en riesgo la estructura fundamental de los derechos laborales, sociales y de la seguridad social vigentes en nuestro país, que son principios constitutivos del sistema democrático».

El consejo directivo de la central obrera advirtió que no está dispuesta a dialogar con «quienes promuevan estas propuestas, reafirmando una vez más que todas esas iniciativas colisionan de manera frontal con nuestra férrea determinación de defender el trabajo como valor social esencial para el desarrollo y a las organizaciones sindicales como la principal herramienta de convivencia y crecimiento con equidad».

En un comunicado titulado «Defensa de la Seguridad Social, de los Derechos Laborales y de los Derechos Sociales de todos los argentinos», la CGT explicó que se trata de «planteos provocadores y retrógrados, que encienden una luz de alarma sobre la convivencia democrática y pacífica de nuestra comunidad, ejecutados por quienes —escudados en falsas promesas de modernización— presentan viejas recetas ya fracasadas».

Violan derechos laborales y constitucionales

El consejo directivo cegestista enumeró que las iniciativas de estos sectores apuntan al «despido arbitrario y masivo de trabajadores y trabajadoras, recortes de beneficios y jubilaciones en el sistema previsional de nuestros adultos mayores, la privatización del patrimonio público que sólo habilita grandes negociados de particulares, enajenando las riquezas de nuestro país, y un desguace interesado del sistema de salud que sólo deterioraría las prestaciones y coberturas médicas actuales, entre otras acciones; y todo esto en medio de amenazas explícitas de violar derechos laborales y garantías constitucionales».

Hace pocas semanas, la CGT presentó un documento donde reclamó a la clases política (oficialismo y oposición) la convocatoria a un «gran consenso político, económico y social que promueva el desarrollo, la producción y el trabajo como instrumentos hacia un horizonte de crecimiento con justicia social».

Asimismo, sostuvo que «la sociedad argentina atraviesa una compleja crisis económica y social, heredada y agravada por un escenario de inestabilidad macroeconómica que se manifiesta a través de una escalada inflacionaria creciente que pulveriza el poder adquisitivo de los salarios; escasez de divisas, informalidad laboral y un proceso de aumento en su pobreza estructural, inaceptable para la Argentina, que alcanza a un 40 por ciento de nuestro pueblo, condenando a la marginalidad a millones de argentinos y argentinas y ponen en serio riesgo la cohesión social».

Para la CGT, el detonante fue la presentación de la plataforma electoral presentada por Milei

Planteó que «es necesaria la instrumentación de un modelo económico de crecimiento inclusivo, que privilegie la cultura y el valor del trabajo, que distribuya equitativamente los frutos de ese esfuerzo, asumiendo que los derechos de las y los trabajadores son la condición necesaria para una sociedad con más y mejores oportunidades de prosperidad individual y colectiva». Y cerró con la frase: «Nadie se realiza en una comunidad que no se realiza».

Milei cambia las indemnizaciones por seguro de desempleo

Para la organización gremial que encabezan Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano, el detonante fue la presentación de la plataforma electoral presentada por Milei ante la Justicia Electoral. Allí propone «un fuerte recorte del gasto público», la privatización de las empresas del Estado que tengan déficit, desregular la portación de armas, arancelar todas las prestaciones que den los hospitales públicos, recortar el gasto en jubilaciones y pensiones, eliminar la obligatoriedad de la Educación Sexual Integral (ESI) en todos los niveles de enseñanza, entre otras medidas.

También habrá una eliminación progresiva de los planes sociales, se terminará la coparticipación, se promoverá una «competencia de monedas que permitan a los ciudadanos elegir el sistema monetario libremente o la dolarización de la economía».  Además, propone unificar el tipo de cambio, «liberar inmediatamente todos los cepos cambiarios» y eliminar las retenciones a exportaciones y a derechos de importación.  

En su plataforma electoral, pretende implementar un sistema de entrega de «vouchers cheque educativo» para los padres de los alumnos, en lugar de financiar al Ministerio de Educación. Algunas de las reformas laborales que propone son la reducción de «las cargas patronales que gravan el trabajo»; la eliminación de «las indemnizaciones sin causa», para ser reemplazadas por un sistema de «seguro de desempleo».

Bullrich impulsa cambios en la legislación laboral

Por el mismo camino que Milei va Espert y no muy lejos se encuentra Patricia Bullrich, aunque referentes del sector especializado en el tema laboral sostienen que «los cambios deben realizarse en una mesa de discusión con los sindicatos adentro y sin persecución».

Sin embargo, la precandidata a Presidenta adelantó que su intención es impulsar una «desregulación de la economía«, una «apertura inteligencia del comercio» y confirmó que avanzará en una fuerte reforma laboral. En ese marco, mencionó una «desregulación y una descontaminación legal» y subrayó que «Argentina tiene más leyes de las que tiene que tener, muchas de ellas son inconvenientes».

La precandidata a Presidenta adelantó que su intención es impulsar una «desregulación de la economía»

Concretamente propuso una reforma laboral y previsional y una «desregulación de la economía» e indicó que «es necesario un cambio en las regulaciones del mercado laboral, que tiene un pasivo enorme». En este sentido, se plegó al reclamo de un importante grupo de empresarios que exigen cambios en las indemnizaciones, que según dijo «se multiplican por cifras increíbles» y que «tienen que ver con leyes que sólo tienen multas».

Anunció, además, que avanzará en la lucha contra las organizaciones sociales y piqueteras. Indicó que «estamos decididos, absolutamente, a que la Argentina no tenga más vetos, que no sea frenada en el primer piquete o en la primera obstrucción a la entrada de una empresa o un gasoducto».

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas