9.2 C
Rawson
domingo, 16 junio, 2024

Fin de época: se remató el predio central de Austral y Gendarmería no quiere cuidar más los bienes de Lázaro Báez

Entre las 1.420 propiedades que Lázaro Báez adquirió con fondos ilícitos, como determinó la Justicia, se encuentra el predio de Austral Construcciones, su empresa insignia cuya quiebra se decretó a mediados de 2018. La firma es dueña de 90 propiedades y una flota de 381 vehículos y maquinarias. Su base de operaciones y oficinas centrales se encuentra en un gran predio que en el marco de la quiebra se remató junto a gran parte de los bienes resguardados allí. El predio es custodiado desde 2016 por Gendarmería Nacional, cuyas autoridades piden dejar de hacer guardias en diversas propiedades del empresario K exponiendo las precarias condiciones de las instalaciones en las que se alojan.

Cuando en diciembre de 2015 Austral Construcciones dejó de operar, Báez despidió a unos 3.000 trabajadores. Desde entonces no cobró más fondos del Estado Nacional, vinculados a las 51 licitaciones viales que recibió de la gestión kirchnerista durante doce años.

Con la compañía en proceso de quiebra, la jueza comercial María José Gigy Traynor pidió hace meses la realización de un inventario de Austral, cuyo principal predio se encuentra emplazado sobre la Ruta 3 a pocos kilómetros del ingreso a Río Gallegos. El objetivo era rematar las instalaciones y los bienes que se encuentran allí.

Se trata de un inmenso terreno cuyo perímetro se encuentra alambrado. A la intemperie aún está parte del parque automotor de la firma: 381 vehículos y maquinaria pesada valuada en 2016 en 122.453.000 pesos. El predio había sido valuado también en 151.676.000 pesos, también en 2016.

El dinero recaudado en el remate irá a una cuenta judicial y al final del proceso -ya que se realizaron varias subastas y aún resta que otras más se concreten- se distribuirá entre los acreedores de Austral Construcciones.

Hace pocos días ingresó al juzgado que lleva adelante el proceso de quiebra -que transita su etapa final de liquidación-, un informe de Gendarmería Nacional, a cuyos efectivos la justicia federal le asignó la tarea de custodiar en Santa Cruz diversas propiedades del ex socio comercial de Cristina Kirchner.

Obrador cercano a la localidad de Piedra Buena de Austral Construcciones.

Obrador cercano a la localidad de Piedra Buena de Austral Construcciones.
Los gendarmes quieren dejar esa tarea, y le pidieron a la justicia que “considere el traspaso en parte o en su totalidad, de las distintas consignas asignadas para la custodia de predios que serían de titularidad de Austral Construcciones».

Entre los argumentos de la Gendarmería para irse de Austral, recuerda que su tarea primaria es “mantener la actividad Operativa Institucional sobre el Límite Internacional Fronterizo, Pasos Internacionales y principales vías de comunicaciones terrestres de la Provincia de Santa Cruz (Ruta Nacional 3 y 40)”, y que para cumplir con las custodias asignadas, mensualmente “se afecta una cantidad considerable de los efectivos”, que “cumplen con su servicio en lugares inhóspitos, con inclemencias climáticas adversas, carentes de servicios básicos y largas distancias de sus Escuadrones de origen”.

La fuerza de Seguridad acompañó distintos informes que llevan la firma de los Jefes de Escuadrones que se encargan de las custodias asignadas, y que muestran las casillas en las que los efectivos deben realizar sus guardias: sin ningún tipo de comodidad.

Instalaciones de la casilla en obrador de Piedra Buena para el personal de Gendarmería.

Instalaciones de la casilla en obrador de Piedra Buena para el personal de Gendarmería.

Casillas si vidrios ni gas

Por ejemplo, sobre el Obrador cercano a la localidad de Pierda Buena (a 240 kilómetros de Río Gallegos), el informe señala: “La casilla destinada para el alojamiento de los elementos destinados al servicio de custodia contiene una cama de una plaza, una mesada utilizada por el personal para colocar el bidón de agua recargado que lleva para su consumo, una mesa pequeña para la confección del libro de Novedades, de la custodia y racionamiento, una estufa a gas de pared, sin funcionamiento ya que no se cuenta con red de gas ni gas envasado y una silla”.

La descripción continúa sobre esas precarias instalaciones, detallando que “también se aprecia en su interior material que recubren las paredes con Durlock, en mal estado, ya que en épocas de lluvia e invierno se generan filtraciones/goteos, como así también dos pequeñas ventanas sin contar con el vidrio correspondiente y la puerta no posee llave”.

Casilla para el personal de Gendarmería (Piedra Buena)

Casilla para el personal de Gendarmería (Piedra Buena)
Las casillas también tienen “instalaciones eléctricas precarias sin ningún tipo de recubrimiento (conexión embutida o cableado mediante caño corrugado).

Además, se explicó que el lugar «no cuenta con instalación de gas, por lo que épocas invernales el personal debe llevar o hacer uso de un artefacto electrónico (estufa o caloventor) que no se puede mantener encendido de forma continua porque hay peligro de incendio estructural”. Los gendarmes también sufrieron la “volcadura de la casilla por los fuertes vientos reinantes en la zona, ya que la misma no se encuentra calzada”.

Interior de la casilla para las Fuerzas en Piedra Buena

Interior de la casilla para las Fuerzas en Piedra Buena

«Condiciones precarias»

Respecto a otro de los obradores ubicado a 35 kilómetros de Río Gallegos, denominado “Palermo Aike”, Gendarmería Nacional señaló: “es un lugar desde donde se embarca el personal de esta Unidad, donde la zona geográfica y el clima son factores considerados altamente desfavorables, sin recursos sanitarios y población cercanas, como así también las condiciones edilicias para la permanencia del personal en ese lugar inhóspito carecen de medidas de seguridad, con recursos de primeras necesidades muy precarios”.

Obrador Palermo Aike, propiedad de Austral Construcciones.

Obrador Palermo Aike, propiedad de Austral Construcciones.
Además, los gendarmes advierten que en caso de un accidente de consideración dentro del predio y “teniendo en cuenta las fuertes ráfagas de vientos reinantes en ese lugar, dicho puesto de seguridad no cuenta con un medio de movilidad en el lugar para dar respuesta inmediata y llegar al hospital local más cercano, quedando reflejado que la condición del lugar presenta falta salubridad, ergonomía y necesidades básicas necesarias para cualquier persona que debe cumplir servicio de custodia y seguridad”.

Casilla para Gendarmería en el obrador de Austral Construcciones ubicado en Palermo Aike

Casilla para Gendarmería en el obrador de Austral Construcciones ubicado en Palermo Aike
La jueza Traynor sostuvo que en aquellas propiedades que ya fueron rematadas y vendidas la Gendarmería puede retirarse.

Casilla del Obrador de Austral Construcciones en Palermo Aike

Casilla del Obrador de Austral Construcciones en Palermo Aike
Sin embargo, la magistrada consideró que -al menos por el momento-, “la Gendarmería Nacional Argentina mantenga la custodia del Obrador Central sito en la Ruta 3 km.2605,50, de la “Estancia Cruz Aike, y los Obradores “Tres Lagos”, “Piedra Buena” “Laguna Grande” y “Palermo Aike”, todos también ubicados en la provincia de Santa Cruz, en el entendimiento que, aún quedan bienes por ser enajenados y su resguardo resulta de suma importancia para el resultado en la liquidación del activo de la quiebra sin que éste sea objeto de actos vandálicos”.

Una empresa quebrada y con fines delictivos

La firma insignia es investigada por evasión tributaria y retención indebida de aportes patronales. Además, Báez fue condenado a diez años de prisión por haber lavado 55 millones de dólares entre 2010 y 2013. Sin Austral Construcciones esas operaciones no se hubieran concretado. Pero además, la compañía es investigada por montar una usina de facturas apócrifas y por defraudación.

La firma se activó doce días antes de que Néstor Kirchner asumiera como presidente de la Nación. Entre 2004 y 2015 fue adjudicataria de 51 contratos viales por 46.000 millones de pesos. Para la justicia, todo respondió a licitaciones direccionadas y cargadas de irregularidades: sobreprecios del 65%, con obras que no se concluyeron al menos en un 50%, concursos donde sólo participaban empresas del mismo Grupo.

Esta última acusación se volcó en la condena por administración fraudulenta contra Cristina Kirchner y Báez (entre otros acusados). Los ex socios comerciales recibieron la mayor pena: seis años de cárcel. Generaron al Estado un perjuicio de 85.000 millones de pesos. 

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas