10.8 C
Rawson
lunes, 17 junio, 2024

El Gobierno apuntó contra la Corte por el triunfo de Juntos en San Juan y crece la preocupación por una posible derrota en Santa Fe


Advierten que en la caída del peronista Uñac influyó el fallo del tribunal que le impidió competir al gobernador. La división del peronismo y un rival alejado de la interna opositora nacional, otras claves.

La Corte Suprema de Justicia, la división del peronismo y un candidato con más anclaje local que nacional. En el oficialismo apelaron a distintos argumentos para relativizar el impacto del triunfo del cambiemita Marcelo Orrego sobre José Luis Gioja y Rubén Uñac, hermano del gobernador, los candidatos del PJ, cuya hegemonía llega a su fin tras dos décadas.

A diferencia de lo que plantea la oposición tras sus victorias en Chaco y San Luis, en el Gobierno no creen que el resultado de este domingo sea un anticipo de lo que puede ocurrir a nivel nacional y advierten que en el desarrollo de los comicios influyeron distintas variables. El principal, coinciden en los tres grandes sectores de la coalición, fue lo que en Casa Rosada consideraron una «intromisión de la Corte» con un fallo en el que «se le impidió ser candidato al actual gobernador en un proceso que ya estaba en marcha, a días de que se votara».

Ello pese a que en las elecciones del 14 de mayo, cuando se debía elegir originalmente al nuevo gobernador pero finalmente se votó sólo los cargos legislativos y locales, el PJ obtuvo más del 50 por ciento de los votos frente a un 36% de JxC y ganó en 15 de las 19 intendencias.

El primero en exponer esa línea discursiva, que no fue acordada entre los referentes más importantes de la coalición pero sobre la que hay coincidencia, fue el jefe de Gabinete y precandidato a vicepresidente, Agustín Rossi. “Indudablemente el fallo de la Corte impidiendo la candidatura de Sergio Uñac y tomando la decisión el propio gobernador de convocar en la fecha que estaban previstas las elecciones el resto de las categorías, menos la del gobernador y vice, pareciese que ha tenido algún tipo de impacto», expuso. 

Rossi, quien secunda en la fórmula a Sergio Massa, optó por minimizar el impacto que tendrá el resultado de cara a la elección presidencial. «Entiendo que simplemente es un mal paso que hemos tenido, nada más, pero que claramente cuando los sanjuaninos tengan otras posibilidades van a reivindicar a quiénes introdujeron un cambio sustancial en la provincia», sostuvo en clave de campaña. 

La división del peronismo fue otro de los aspectos que remarcaron desde todos los sectores de la coalición. En especial en el massismo, cuyo espacio pujó hasta último momento para que hubiera una lista de unidad de cara a la contienda presidencial. «Es lo que viene diciendo Sergio desde el año pasado: si nos dividimos perdemos todos. Donde hubo unidad, el peronismo salió fortalecido», reflexionó un integrante del círculo de confianza del precandidato a Presidente. 

Lo curioso es que a ese planteó se subió el propio Rossi, uno de los que reclamó, junto al presidente Alberto Fernández y a Daniel Scioli, la realización de las PASO para dirimir las diferencias internas. «La ley de Lemas posibilitó que las diferencias entre Gioja y Uñac se dieran dentro de la misma coalición y que finalmente el resultado de ambos terminase sumando. Ahora ciertamente cada vez que el peronismo va dividido en un proceso electoral ofrece ventajas. Es matemático. Ofrece una ventaja que a veces a pesar de haber una opción política muy fuerte también hace que esa ventaja inicial se vea diluida», dijo en Radio Perfil.

En el kirchnerismo, que apuntaló el regreso al poder de José Luis Gioja, responsabilizaron por la división al saliente Uñac por su decisión de ungir a su hermano Rubén, tras el fallo de la Corte. «Después del fallo de la Corte se necesitaba un gesto de grandeza que no llegó. Hacer peronismo diferenciándose de Cristina nunca termina bien», lanzó, con acidez, un dirigente que tributa en el Instituto Patria y recuerda las tensiones que caracterizaron al vínculo entre el gobernador sanjuanino y el cristinismo en los últimos años.

Con todo, de cara a las elecciones de Santa Fe, que se realizarán el próximo 16 de julio y donde el peronismo se expone a otra derrota, en el Gobierno anotan otro argumento para circunscribir lo de San Juan: que enfrente hubo un candidato como Orrego, casi sin conocimiento a nivel nacional pero con fuerte arraigo territorial.

«Ganó Orrego porque no se paseó por los canales de noticias porteños, no jugó a la grieta, caminó la provincia y ofreció una propuesta más nítida para los sanjuaninos de la que propusimos nosotros. Nada más», resumió un importante funcionario cercano al Presidente. 

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas