8.1 C
Rawson
viernes, 21 junio, 2024

Coparticipación Federal de Impuestos: de qué se trata la nueva propuesta de la oposición

Para terminar con las «permanentes injerencias de los gobiernos centrales de turno en las cuestiones de distribución entre las provincias», la oposición en el Senado Nacional presentó un proyecto de ley en el que proponen un nuevo sistema de coparticipación federal de impuestos. La propuesta es impulsada por el senador de Juntos por el Cambio, Pablo Blanco, que consideró que con el sistema actual se «ahoga» a las provincias, dificultando su crecimiento.

En un extenso proyecto de ley de 82 artículos, resumido en 39 páginas, la oposición en la Cámara Alta consideró que es necesario debatir una nueva ley o convenio de coparticipación de impuestos que permita mayor crecimiento a las provincias, por lo que entienden que la iniciativa es una propuesta «muy innovadora y altamente viable gracias a que se basa en dos instrumentos estratégicos», explicaron.

Respecto a esos «instrumentos estratégicos», el senador Blanco describió que en su proyecto que, el primero de ellos, es que «no se innova nada» en materia de administrativa, ya que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) seguirá estando a cargo de toda la recaudación y distribución de los impuestos coparticipables, es decir, tanto de los federales como de los nacionales. Sin embargo, advirtió que con su proyecto «la AFIP será convertida en un órgano verdaderamente federal, integrado y supervisado por todas las partes: Nación y provincias».

Por otro lado, explicó que el segundo «instrumento estratégico» en el que se basa su proyecto de coparticipación federal de impuestos, es que se establece un sistema automático de compensaciones para el mantenimiento de la situación inicial, de modo que ninguna de las 25 partes firmantes (Nación, provincias y CABA), cuando comience el nuevo régimen, «quede peor de lo que está en la actualidad».

«Se trata de un proyecto muy audaz. Supone generar un reparto de responsabilidades fiscales en el país en la dirección adecuada: la descentralización de las decisiones. Este proyecto es verdaderamente federalista», fundamentó el senador Blanco para defender su proyecto de ley.

Qué dice el proyecto de Coparticipación Federal de Impuestos

La iniciativa presentada en las últimas horas por Juntos por el Cambio en el Senado, fundamentó su pedido argumentando que el sistema de coparticipación que está vigente actualmente data de 1988, y aunque ha sufrido innumerables alteraciones, advierten que «ha quedado un sistema tan híbrido y carente de fundamento que no se puede derivar de él ningún objetivo claro y deseable de política económica federal». En ese sentido, se adjudicaron la elaboración de un nuevo sistema «totalmente novedoso» que consideran «viable» para ser debatido y aprobado en el Congreso Nacional.

El senador Pablo Blanco es el impulsor de la propuesta.

El senador opositor Pablo Blanco es el impulsor de la propuesta

En los hechos, la propuesta del senador Pablo Blanco se basa en dos pilares fundamentales. El primero es el de la total separación de los recursos coparticipados entre la Nación y el conjunto de las 24 jurisdicciones (23 provincias y CABA) a partir de las fuentes tributarias. Para la oposición «esto permitirá terminar con las permanentes injerencias de los gobiernos centrales de turno en las cuestiones de distribución entre las provincias, injerencia que se limitará ahora exclusivamente al uso del Fondo de ATN», argumentó el legislador.

Por otro lado, el proyecto también pone fin a la interrelación de los temas federales con el sistema previsional nacional, que había quedado inmiscuido por las «precoparticipaciones» de impuestos que terminaron en la Justicia.

«Esta iniciativa busca una mayor autonomía fiscal para las provincias y una menor injerencia del Gobierno central», argumentó el senador.

Asimismo, si esta iniciativa prospera en el Congreso Nacional y se logra su sanción, habrá cuatro impuestos que se denominarán «federales» y serán:

El impuesto al valor agregado (IVA) mpuestos internos Impuesto a los bienes personales Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (monotributo impositivo). Y en esa línea, el proyecto describe que las recaudaciones de esos «cuatro impuestos federales» se distribuirán enteramente entre las 24 jurisdicciones.

El resto de los tributos coparticipables: qué sucedería

Por otro lado, el texto explica que el resto de los tributos coparticipables vigentes se considerarán «impuestos nacionales» y su producido se distribuirá exclusivamente entre la Nación y la ANSeS. «Es decir, dejarán de existir las asignaciones específicas de impuestos y las garantías mínimas de recursos para las provincias», describió la oposición.

Otro punto clave para resaltar del proyecto, tiene que ver con el de la correspondencia fiscal, ya que cada jurisdicción provincial recibirá el equivalente al total de la recaudación de «impuestos federales» que se genere en su propio territorio y, además, tendrá la facultad de modificar, dentro de su jurisdicción, las alícuotas y las exenciones de esos impuestos.

Por otro lado, la nueva propuesta de la oposición permitirá dar certezas sobre el futuro de los regímenes promocionales regionales. «Esta Ley nos permitirá diagramar un sistema que permita mejorar el Subrégimen vigente con total autonomía con el plazo de duración y según los objetivos estratégicos de la provincia», dijo Blanco, que ejemplificó que en su provincia, Tierra del Fuego, esos regímenes vencen en el 2038. «Podremos decidir por nosotros mismos -los fueguinos- qué actividades promover, mediante la modificación de los impuestos federales que se aplican en la provincia», enfatizó.

De todos modos, de aprobarse la iniciativa, el beneficio será válido para todas las demás provincias, que con el nuevo sistema podrán hacer política de promoción tributaria con sus propios recursos. Además, también podrán eliminar distorsiones unificando los impuestos inmobiliarios y automotores con bienes personales, o modificando coordinadamente IVA e ingresos brutos, «ya que todos ellos serán de facultad discrecional de las Legislaturas provinciales», fundamentó el senador radical, que agregó: «La autonomía fiscal, tanto de la Nación como de las 24 jurisdicciones, es el alma de la propuesta. ¿Quién se podría negar a una mayor autonomía?», se preguntó Pablo Blanco.

Por último, Blanco disparó: «Es hora de que nos animemos a debatir un nuevo proyecto de coparticipación ya que el sistema que tenemos ahoga más a las provincias que lo que les permite crecer«.

El proyecto completo a continuación: 

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas