8.8 C
Rawson
lunes, 17 junio, 2024

La China Suárez y Álvaro Morte: una prostituta en las manos del Profesor de La casa de papel

Eugenia “la China” Suárez le sonríe al actor español Álvaro Morte en Buenos Aires: al Profesor en la serie La casa de papel. Y él le devuelve el gesto: es su compañero en la película de suspenso Objetos, que se estrenó este jueves 18 de mayo en Argentina. ¿Qué sentirá la China sobre Sara, su personaje, una prostituta en una red de tráfico de personas en Madrid?

Me tienta la oscuridad. Siempre. La oscuridad de los personajes. Tengo un tema con eso. Me parecen atractivos los que sufren y muestran su vulnerabilidad”, dice la China Suárez.

Los flashes se disparan para la China y Álvaro Morte en la sede de Pampa Films: una de las productoras de Objetos. Se filmó entre Madrid y Jujuy, la dirigió el español Jorge Dorado y oscila entre el policial negro y el melodrama.

“Es un filme noir con ciertos puntos de luz”, le dice a Clarín Álvaro Morte, que brilla en el rol de Mario, un encargado de una vasta Oficina de Objetos Perdidos en Madrid.

Un día, la agente policial que interpreta la madrileña Verónica Echagui le acerca a Mario una enigmática valija color granate hallada en el río. Y el oscuro secreto que guarda llevará a Mario hasta un hotel madrileño de lujo y hasta Sara: la bella prostituta que encarna La China Suárez, presa de una red de trata de personas.

Objetos es la tercera película de Álvaro Morte (48 años), pero su primer protagónico, y la quinta que filma la China Suárez (31).

Eugenia

Eugenia «La China» Suarez compone a una prostituta, víctima de una red de trata de personas, en «Objetos». Foto Emmanuel Fernández

Una prostituta que es pura luz

-Eugenia, ¿cómo caracterizarías a Sara, tu personaje?

-Bueno, ella está inmersa en la oscuridad. Y sin embargo es pura luz. Era muy loco tener que trabajar la luz que va a significar Sara en la vida de Mario, pero a la vez la oscuridad en la que nació. Esa dualidad.

En un sillón dorado en Pampa Films, la China Suárez cruza sus largas botas con tacos y plataformas, que la ponen casi a la altura de Álvaro Morte, de 1,83 metros. La actriz luce una pollera mini y un top escocés camel con escote, a tono con la camisa de Álvaro Morte. ¿Qué representó para la China haber conocido a quien encarnó a El Profesor en La casa de papel?

-Bueno, yo había visto todas las temporadas de la serie. Así que haber trabajado con Álvaro fue alucinante. Me llevé una gran sorpresa, porque además de ser un gran actor es director y está en todo. Álvaro me recibió muy bien. Yo estaba muy nerviosa. No te voy a mentir.

-¿Por qué?

-Primero, por trabajar en un país que no es el mío. Yo tenía mucha presión. Objetos era un proyecto muy importante. Sara es un personaje muy importante. Aunque yo trabaje desde chiquita y la gente piense, por ahí, que lo hago de memoria o en automático, no es así. Me tomo cada proyecto con mucha responsabilidad y con mucho amor.

Álvaro Morte: en

Álvaro Morte: en «Objetos», su personaje guarda un secreto dolor personal. Foto Emmanuel Fernández
Yo estaba nerviosa porque esta película es muy grande. Y es algo que no quiero perder nunca: seguir poniéndome nerviosa antes de cada proyecto.

Sara, el personaje de la China, buscará su propia luz maternal en Objetos, en medio de una red de trata y de comercio de bebés. Y vivirá varios peligros -y otras sorpresas- junto a Mario (Álvaro Morte), un rastreador de objetos perdidos con minuciosidad de detective. ¿Qué dolor personal guarda Mario? ¿Qué descubrirá junto al seductor personaje de la China Suárez?

“Mario es un hombre aislado que se relaciona con los objetos y se enfrenta a personas que tratan a los demás como si fueran objetos”, anticipa la promoción oficial de Objetos, una coproducción entre España, Argentina y Alemania.

También actúan Daniel Aráoz (en un villano de manual), Selva Alemán, Andy Gorostiaga y Maitane San Nicolás. Habrá un cambio de registro entre el thriller madrileño y la opresiva luz multicolor de Humahuaca y Tilcara. Allí derivará el guión de Natxo López trama con diversos tonos de credibilidad.

¿Vivir en España?

Admiración mutua. Entre Eugenia

Admiración mutua. Entre Eugenia «La China» Suarez y Álvaro Morte,que estrenaron «Objetos», un fllme de suspenso. Foto Emmanuel Fernández
-China, ¿qué significa haber co-protagonizado “Objetos” con Álvaro Morte?

-Uh, para mí es tremendo empezar a trabajar en España. Es algo que quise durante muchos años. Me gusta mucho todo lo que hacen: el cine, las series españolas. Las veo todas. Creo que es mutuo. A los españoles les gusta mucho el cine argentino y se quieren venir a trabajar acá. Y a nosotros nos pasa al revés.

-¿Qué representaría para vos ingresar al mercado audiovisual español?

-Soy bastante tranquila. No soy muy ambiciosa, en el sentido de que me muera por Hollywood o todo eso. Cuando era más chica sí, a lo mejor, pero yo estoy muy consciente del ahora, del trabajo que tengo, y de no olvidarme nunca de que es un privilegio trabajar de mi vocación. Sé que mucha gente -la mayoría- no lo puede hacer. Así que estoy enfocada en esto.

-Hace unos días se dijo que estabas pensando en mudarte a España. ¿Es cierto?

-No, y no tengo idea de dónde lo sacaron. Yo vivo en la Argentina. Mis tres hijos viven acá, van al colegio acá y sus padres viven acá. Viajo mucho por trabajo, pero vivo acá en Argentina.

Álvaro Morte se sorprendió con la concentración de Eugenia Suárez en el rodaje de

Álvaro Morte se sorprendió con la concentración de Eugenia Suárez en el rodaje de «Objetos». Foto Emmanuel Fernández
-¿En qué dirías que el rol de Sara te ayudó a crecer como actriz?

-Yo intento elegir personajes que me hagan crecer. También suelo estar muy atenta a cómo trabajan todos y soy muy ladrona. Me la paso robando. Veo cómo trabajan otros. Soy re-contra observadora e intento que el tiempo que estoy en el set valga la pena. Siempre me llevo un poquito de cada uno.

-¿Y qué pudiste tomar de Álvaro Morte haciendo “Objetos”?

-Valoro mucho al actor 360 grados, que es un poco la escuela de Cris Morena. Es estar atenta a todo: las cámaras, los planos, la continuidad, las escenas. Reconozco que soy más despistada y desconcentrada para trabajar, pero miro a todo. Álvaro Morte me reforzó esa idea.

La conexión con la China

-¿Y vos, Álvaro? ¿Qué valorás del trabajo con la China en “Objetos”?

-Fue increíble, no sólo con ella sino con todos los actores argentinos. Pero me ha encantado trabajar con la China. Ella llegaba al set y estaba en “modo trabajo” desde el primer minuto hasta el último. En el set nos hemos reído y hemos tenido momentos de relajación, pero era un bastión de concentración.

Una escena de

Una escena de «Objetos», el filme con Eugenia la China Suárez y Álvaro Morte.,
Había veces que estabas hablando con China y notabas que no te estaba escuchando. ¡Estaba repasando su texto muy conectada!

-¿Qué escena clave entre ambos elegirían?

Álvaro Morte piensa en secuencias pequeñas, sutiles, pero de gran conexión para los dos. “Me acuerdo de un momento en la Oficina de Objetos Perdidos. Mario le señala a Sara un montón de ropa y le dice: ‘Escoge lo que quieras’. Hay una incomodidad en estos personajes. ¿Sienten atracción o no? Hay algo que no acabas de definir, pero ahí está lo interesante”.

La China Suárez coincide: “Es esta cosa ambigua de los personajes. Sara se le ofrece como mujer y Mario la respeta. A ella, por primera vez, un hombre la trata como una persona y no como un objeto. Eso es lo que a ella más la enloquece”.

-Al tener tres hijos (Rufina, Magnolia y Amancio), ¿cómo conectaste con Sara, por todo lo que atravesará en “Objetos”?

-Me toca mucho todo lo que tiene que ver con la maternidad. Me doy cuenta de lo privilegiada que soy. No es lo mismo ser madre en mis circunstancias, que en las de Sara. Esas cosas me conmueven muchísimo. Y nos pasa a la mayoría de las madres del mundo. Esa incondicionalidad de dar todo por un hijo. De hacer todo lo que esté a tu alcance por ellos.

-Álvaro, ¿qué rasgos de tu personaje identificás en vos mismo?

-Hay una cosa de Mario que valoro mucho: que es un tipo muy valiente. Tiene todo en contra y, sin embargo, tira para adelante porque piensa que eso es lo correcto. Pase lo que pase. Mario es coherente con eso.

-¿Cómo trabajaron desde lo personal para encarnar a Sara y a Mario?

Suárez: Fue un trabajo conjunto con el director, Jorge Dorado. Él conocía bien a cada personaje y la historia. Y me ayudó mucho Maitane San Nicolás, que es coach actoral y está en la película como el personaje de Ana (otra prostituta). Gracias a Maitane llegué bastante tranquila y segura al set.

Morte: Yo nunca intento que el personaje sufra como sufro yo, o que ame como amo yo. No quise mostrar a la cámara cómo Álvaro Morte estaba sufriendo a través de Mario. Para mí se trata de hacerle entender al público que algo está pasando de verdad, cuando no deja de ser una ficción. Me encanta actuar como si fuera el arte de mentir.

WD

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas