10.8 C
Rawson
lunes, 17 junio, 2024

La intimidad de la noche en que Mauricio Macri volvió a la arena política de Boca, con Juliana Awada y Daniel Angelici sentados en su mesa

El expresidente mostró su apoyo a la lista de Andrés Ibarra, con viejas glorias, el proyecto de un nuevo estadio y en un escenario de grieta anti Riquelme.

Setenta y cuatro mesas, una por cada estrella, y diez adicionales para llegar a un número cercano a los mil invitados. Burrata con fainá, tomate y pesto, lasagna rellena de carne desmenuzada y creme bruleé con una bocha de helado. Y dinero, claro. “Gente que vino a aportar”, le dijeron a Clarín sobre los entretelones de la noche en que Mauricio Macri volvió a la arena política de Boca.

Fue el lunes, durante el lanzamiento de Andrés Ibarra, hombre de su confianza y a quien conoce hace 40 años, en Arenas Studios, en el corazón de La Boca, a dos cuadras de la Usina del Arte. Se vieron algunas caras fuertes del mundo empresarial como Manuel Santos Uribelarrea, hombre del agro y amigo del ex presidente de la Nación. Hubo gente de Techint. Y, por supuesto, las viejas glorias que eligieron estar cerca de Macri y lejos de Juan Román Riquelme, como Angel Clemente Rojas, Jorge Chino Benítez, Miguel Ángel Brindisi, Alfredo Tanque Rojas, Diego Cagna y Roberto Abbondanzieri, entre otros.

Los que no pudieron estar, pero hicieron llegar su respaldo vía video, fueron Sebastián Battaglia (técnico de Huracán), Martín Palermo (Platense) y los mellizos Barros Schelotto, Guillermo y Gustavo, quienes dirigen la Selección de Paraguay.

Hubo un mensaje privado, además, de Gabriel Batistuta a Ibarra. Y una presencia que no pasó inadvertida: Daniel Angelici. El ex presidente de Boca se sentó en la mesa de Macri, que estuvo acompañado por su esposa Juliana Awada. A sus íntimos, el Tano les dice que no va a jugar. Sin embargo, aquellos que estuvieron en su gobierno estarán con Ibarra.

El expresidente de Boca, Daniel Angelici, junto a Roberto Abbondanzieri y Diego Cagna, sentados en la mesa principal. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi.

El expresidente de Boca, Daniel Angelici, junto a Roberto Abbondanzieri y Diego Cagna, sentados en la mesa principal. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi.

El escenario político de Boca

Lejos de las luminarias, pero conocidos internamente en el particular Mundo Boca, estuvieron los presidentes de 7 de las 16 agrupaciones del club. Dale Boca (Macri), Resurgimiento Boquense (Marcelo London), Súper Boca (Edgardo Alifraco), Boca es Boca (Carlos Aguas), Frente Único (Pedro Orgambide), Arriba Boca (José Palmiotti) y Xeneize por Siempre Boca (Natalia Pompilio, la hija de Pedro, fallecido presidente) están con el ex gerente de la gestión del ex mandatario.

No estuvieron, obviamente, las siete agrupaciones oficialistas: Juntos por Boca (Jorge Amor Ameal), Nuevo Boca (del fallecido Roberto Digón; continúa su viuda, Silvia Gottero), La Bombonera (Pablo Abbatángelo, con el sindicalista Víctor Santa María), Boquense (Juan Carlos Morresi), Azul y Oro (Carlos Montero) y Por un Boca Mejor (Fabián Parra).

Hay otras dos que se muestran independientes. Alternativa Boquense, con el histórico Juan Carlos Crespi, y Boca La Causa, que tiene a Diego Lajst y apuesta a la candidatura de Jorge Reale, empresario publicitario.

Mauricio Macri anunció que está dispuesto a formar parte de la lista de Ibarra con el objetivo de recuperar el club. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi.

Mauricio Macri anunció que está dispuesto a formar parte de la lista de Ibarra con el objetivo de recuperar el club. Foto: Rolando Andrade Stracuzzi.

¿Qué papel jugará Mario Pergolini, quien hace una semana anunció que se lanzaría como candidato a presidente?Tiene un movimiento que se llama Unidad Xeneize, pero no cuenta con el apoyo de ninguna de las agrupaciones.

¿Y el oficialismo? Cerca de Ameal dicen que lo que importa ahora mismo es la gestión, que más adelante se definirá la cabeza del espacio que conduce.

“Esto es Macri versus Riquelme”, se dijo en la cena del lanzamiento de Ibarra. “Si a Boca no le va bien en la Libertadores, se puede competir”, se escuchó entre las mesas del complejo ubicado en pleno corazón de La Boca.

Una nueva Bombonera, el caballito de batalla

Más allá del aspecto estrictamente deportivo, hay un caballito de campaña: el estadio. Ibarra y Macri hablaron de la Bombonera Siglo XXI y la posibilidad de hacer un estadio a 200 metros del Alberto J. Armando, donde se proyectarán los partidos con pantallas gigantes u hologramas. Los terrenos pertenecen al club.

Mauricio Macri, expresidente de Boca, y el respaldo a la candidatura de Andrés Ibarra, su hombre para competir con Riquelme en las elecciones de diciembre.

Mauricio Macri, expresidente de Boca, y el respaldo a la candidatura de Andrés Ibarra, su hombre para competir con Riquelme en las elecciones de diciembre.

Tendría una capacidad para 105 mil espectadores. Tiene un costo de 390 millones de dólares.

Reale acercó el proyecto de un nuevo estadio en la isla Demarchi, en tierras del Estado que deberían ser licitadas. Aspira a una capacidad de 112 mil personas. Construirla demandaría una cifra de 400 millones.

Después están las propuestas de ampliación del actual estadio. Ameal respalda el 360, que llevaría la Bombonera a 80 mil espectadores con un costo de 80 millones. Está el proyecto Esloveno oficial, que impulsa Fabián Fiori, empleado del club (75 mil personas, 75 millones de dólares) y el de los arquitectos Camernik-Vallet.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas