10.8 C
Rawson
lunes, 17 junio, 2024

A 156 años del primer partido de fútbol en Argentina: los nuevos hallazgos que permiten completar la historia

La historia está ahí, siempre vigente. Pero no es un axioma, necesita demostrarse con cierta frecuencia. A veces, nuevos descubrimientos modifican o completan lo que se creía. Sucede en el mundo y en nuestro fútbol también, aunque a muchos les cueste modificar lo que creían como una sentencia inmodificable. Este 20 de junio se cumplieron 156 años del primer partido de fútbol que se jugó en el país. Sucedió en 1867, en el campo de deportes del Buenos Ayres Cricket Club (BACC), exactamente donde hoy está el Planetario. No hay dudas con respecto a este hecho fundacional, sin embargo, recientemente se encontró que hubo un partido de fútbol en el mismo lugar pero en 1864. Además, en 1891 se disputó el primer campeonato de fútbol en Argentina del que se desconocían varios resultados y hace dos semanas apareció nueva documentación que los completó. Son los nuevos hallazgos de los orígenes del fútbol argentino. Sí, el de las tres estrellas mundiales.

El fútbol moderno nació en Inglaterra y se patentó el 26 de octubre de 1863 con la fundación de The Football Association, la entidad inglesa madre. Y se esparció por todo el mundo. Uno de los primeros rincones del planeta al que llegó fue la Argentina, en especial la Ciudad de Buenos Aires, por los enormes intereses económicos que tenían los británicos en el país. Llegaron jóvenes banqueros, comerciantes, egresados de Oxford y Cambridge, y se acoplaron a los viejos británicos que estaban asociados al club de cricket. Traían el reglamento del nuevo deporte y el 9 de mayo de 1867 fundaron el Buenos Ayres Football Club (BAFC) El primer objetivo fue disputar un partido de fútbol bajo las reglas de la Football Association “con ligeras modificaciones”. No sabemos cuáles fueron esas modificaciones, pero la hipótesis más cercana es que se haya permitido el tackle y atrapar la pelota con las manos en algún momento. El fútbol-asociación todavía no se había separado del fútbol-rugby. Ese fútbol primitivo fue una especie de híbrido.

El campo de deportes del Buenos Aires Criket Club, inaugurado en 1864.

El campo de deportes del Buenos Aires Criket Club, inaugurado en 1864.
El primer juego, previsto para el 25 de mayo y en la zona de La Boca, se suspendió por mal tiempo. Finalmente, el 20 de junio se disputó un encuentro entre dos equipos con ocho jugadores por bando, que utilizaron boinas blancas y rojas para diferenciarse. Ganó el equipo capitaneado por Thomas Hogg por 4 a 0, aunque se desconocen los autores de esos cuatro goles.

En todas las recopilaciones del fútbol argentino, desde la primera realizada por Ernesto Escobar Bavio en 1923 en el libro El Football en el Río de la Plata, se considera a ese juego como el puntapié inicial del fútbol en el país. El segundo se jugó el 29 de junio. Sin embargo, el historiador Víctor Raffo accedió al libro de memorias de Walter Heald, secretario del BAFC y descubrió un tercer encuentro que nunca había sido publicado en los diarios ingleses de la época. El aporte de Raffo sumó un nuevo eslabón.

El BAFC tuvo varias refundaciones pero nunca jugó al fútbol oficial. Fue uno de los fundadores de The River Plate Rugby Union en 1899 y funcionó de manera paralela al Buenos Aires Cricket Club, hasta que se fusionaron en 1951. El Buenos Aires Cricket & Rugby Club, conocido como Biei, sigue siendo el club más antiguo del país, cuyos orígenes se remontan a 1831.

Ese club inauguró oficialmente su campo de deportes el 8 de diciembre de 1864. Fue por años considerado la cuna del deporte en el país. Allí se disputaron los primeros partidos de cricket, fútbol, rugby, tenis y varias carreras de atletismo. Pero el predio funcionaba desde antes. Así lo corroboró una investigación realizada por Osvaldo Gorgazzi, socio del Centro para la Investigación de la Historia del Fútbol (CIHF).

Gorgazzi encontró un partido de fútbol en septiembre de 1864, apenas 11 meses después de la fundación de la FA y tres meses antes de la inauguración oficial del campo de deportes del BACC. La noticia publicada en The Standard anuncia que el “match” se jugó en ese predio, el 8 de septiembre de 1864.

El artículo del diario de The Standard que describe el partido de

El artículo del diario de The Standard que describe el partido de «football» jugado el 8 de septiembre de 1864.
La noticia se publicó el 11 de septiembre de 1964 y, según Gorgazzi, el cronista describe jocosamente las desventuras de unos oficinistas que juegan al ‘fútbol inglés’ durante unos 40 minutos, y como curiosidad agrega que estuvo presente Juan Manuel de Rosas, que llegó con “el partido empezado ya unos diez minutos antes y se encuentra con tres caballeros, totalmente agotados, que se dirigen a tomar un refresco”. La crónica no tiene nombres de los protagonistas, como la de 1867, pero afirma que hubo 12 jugadores y al menos 10 espectadores. El historiador puntualiza que el que escribió la crónica se refirió al tema recordando “partidos de fútbol que él mismo jugó en su juventud y en la época escolar en el ‘old country’, que entiendo se refiere a Inglaterra, país de origen de la mayoría de los lectores de ese diario”.

¿El descubrimiento es suficiente para cambiar la historia conocida del primer partido de fútbol jugado en el país? Es difícil saberlo, ya que el de 1867 se conocen los nombres de los jugadores, sólo se sabe que se había fundado un nuevo club y que se disputó con las reglas del deporte organizado en 1863. Del de 1864, no mucho más. Sin embargo, será insoslayable referirse a una fecha sin nombrar la otra. Como en este caso.

La de 1867, o 1864, fue la primera fundación del fútbol en el país. La segunda tiene que ver con la llegada de Alexander Watson Hutton, el docente escocés que desembarcó en 1882 para trabajar en el Saint Andrew’s pero que dos años después fundó su propio colegio, el Buenos Aires English High School, aún vigente en la calle Melián, en el barrio de Palermo.

Alexander Watson Hutton. El escocés fue el primer presidente de la actual AFA, en 1893.

Alexander Watson Hutton. El escocés fue el primer presidente de la actual AFA, en 1893.
Aquí radica el nuevo hallazgo. La primera Liga de fútbol se jugó en 1891 tras la creación de la The Argentine Association Football League. Watson Hutton fue árbitro en uno de los 20 partidos disputados. En su monumental obra El fútbol amateur en la Argentina, Jorge Iwanczuk reconstruyó aquel primer torneo pero dejó en claro al lado del cuadro de resultados: “En este año nos han quedado sin confirmar los resultados de siete encuentros, aunque hemos determinado quiénes fueron los ganadores de los mismos”.

Historia del fútbol amateur en la Argentina, el libro que Jorge Iwanczuk reeditó a fines del año pasado.

Historia del fútbol amateur en la Argentina, el libro que Jorge Iwanczuk reeditó a fines del año pasado.
Carlos Yametti, en su libro “Historia del Fútbol de AFA, Orígenes. 1891/1899” aportó casi todas las síntesis de los partidos pero el resultado de siete encuentros seguían siendo desconocidos. Igualmente, siempre se supo que los campeones fueron Saint Andrew’s y Old Caledonians, que compartieron el título.

La primera década de nuestro fútbol al detalle, por Carlos Yametti.

La primera década de nuestro fútbol al detalle, por Carlos Yametti.
Hace 15 días, el historiador Pablo Kersevan informó en su cuenta de Twitter Pies de Calumín (@PabloKersevan) que “la primera tabla de posiciones de la historia hoy está completa”. Y contó que logró recopilar esos resultados en una colección privada del diario The River Plate Sport and Pastime, que se creía perdida y que no estaba en ninguna biblioteca del mundo.

“El ingeniero agrónomo Santiago del Solar tenía en su poder ejemplares de 1891 y gentilmente me permitió acceder a esos archivos. Había ejemplares que no estaban en ningún lado y logré encontrar la información, en especial, los resultados que faltaban en las obras anteriores”, le cuenta, aún feliz, Kersevan a Clarín. Además, solo se conocían los autores de 65 de los 102 goles anotados en esa temporada y ahora se incorporaron los otros 37.

El CIHF publicó una nota (http://cihf.com.ar/aparecen-resultados-de-1891/) en la que manifestó su alegría y felicitó a Kersevan por el hallazgo. Además, Ricardo Mase aseguró que junto a Osvaldo Gorgazzi revisaron el material y verificaron todo lo que aparece allí. “Son cinco los nuevos partidos hallados, dos los que siguen siendo desconocidos pero cuyos resultados se han podido deducir y uno que corrige un resultado anterior, pudiendo de esta manera aportar además algo que complementa el excelente trabajo de Pablo”, explica el texto firmado por Mase.

El socio del CIHF, además, remarca. “Durante esta revisión, nos encontramos con otras dos curiosidades que vale la pena destacar. Una de ellas ya existía antes del descubrimiento de Pablo. Discrepancia entre la información que brindó el Buenos Aires Herald del 18/9/1981 en donde menciona que el partido entre Saint Andrew’s y el Caledonians jugado el 30/8/1891, había finalizado en un empate en uno por bando. Siempre se ha dado mayor veracidad a la información del The Standard sobre el mismo partido, en donde menciona el resultado de 3 a 3, en la edición del 3/9/1891. Con justa razón los historiadores toman este último resultado ya que la confrontación de fuentes habla por sí misma. En el The Standard se comentan todas las jugadas de los goles y sus autores. Esto ha inclinado la balanza y descartar la mención en Buenos Aires Herald”.

En tanto, Mase agrega: “La otra curiosidad que hemos podido ver, está relacionada con una de las crónicas que conocieron la luz gracias a Pablo. En el partido que se menciona en el The River Plate Sport and Pastime del 8/7/1891, se dice que el Buenos Aires ha protestado el partido disputado frente al Saint Andrew’s y perdido por 1 a 0. Luego en la publicación del 22/07/1891 se detalla la decisión del Comité de la Liga en el sentido que dicha protesta no había prosperado y en consecuencia quedaba firme el resultado”.

Si bien se conoce muchísimo de la etapa fundacional del fútbol argentino, todavía quedan algunos huecos, incluso de la fundación de los clubes más tradicionales. Pero los historiadores no descansan en la búsqueda de documentación. Buscan hasta el mínimo detalle con obsesión y pasión. Para sorprender y desasnar a los amantes del fútbol y de la historia.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES
Relacionadas